Los 5 mejores trucos con juegos de magia

¿Te has puesto frente al espejo y has dicho abra cadabra? Eso es señal de que llevas un mago adentro. Ahora tienes todo a mano para convertirte en un ilusionista…casi profesional.

Los juegos de magia sean para adultos o para niños son grandes aliados de nuestras habilidades. Hacen que saquemos nuestro mejor orador: tenemos que emplearnos a fondo cautivando a la audiencia.

Y como la rapidez y la coordinación de manos, brazos cuerpo y cabeza son claves, desarrollan los aspectos motrices. Tengas la edad que tengas.

Hay muchos tutoriales en You Tube para hacer trucos, algunos con juegos de magia y otros con elementos caseros. Una cosa es segura: siempre fascinan.

¿Cuáles son los mejores trucos de magia?

Aquí te proponemos algunos que puedes ensayar en casa. Tu carrera de mago empieza…ya!:

Los trucos de magia hechos con monedas

Hay muchos y puedes elegir entre hacer desaparecer una moneda bajo un pañuelo o pasarla de vaso en vaso para que todos queden absolutamente maravillados. Estos son trucos para hacer aparecer y desaparecer monedas y son clásicos, lo que de todas formas no le quita misterio.

Puedes ver el desarrollo del truco en este vídeo de You Tube

La moneda se esfuma de la mano ante la vista de todos y mágicamente aparece en otro lugar (puede ser un brazo o debajo de un objeto).

La verdad es que hay dos monedas. Una se esconde en la mano y se hace aparecer al tiempo que la otra se deja caer en la palma. Con un movimiento rápido, la magia es perfecta.

Los trucos de magia hechos con cartas

Otro de los maravillosos clásicos de la magia. Es importante que las cartas sean buenas y de calidad porque eso permite que se muevan mejor.

Tienes trucos para adivinar una carta elegida por el espectador o cartas cuyo color del dorso cambia. Las cartas son prácticas, las puedes llevar en un bolsillo y garantizan que todos en la fiesta hagan un círculo para verte.

Trucos de magia con efectos sorprendentes

Puedes ensayar trucos más sofisticados que te llevarán más tiempo y necesitan material pero con los que harás verdaderas ilusiones ante los ojos de todos. La burbuja de hielo seco, por ejemplo. Una simple ensaladera, unos trozos de hielo seco, un vasito de agua sobre el hielo para que empiece a derramar su humo. Pasamos por el borde de la ensaladera un largo hilo mojado en detergente y voilá: una gran burbuja llena

Trucos de magia con pañuelos

Un clásico en la magia. Los pañuelos que hacen aparecer y desaparecer objetos. O pueden ellos mismos aparecer y desaparecer como en este truco para principiantes.

En el truco de magia con pañuelos que cambian de color, requerirás mucha habilidad con las manos y distraer al público. Muy típico en magos principiantes y callejeros, así que es perfecto para empezar. Necesitas:

Dos pañuelos de colores contrastantes
Cartulina color piel
Tijeras y cinta adhesiva

Haz un tubo con la cartulina color piel del tamaño de un dedo medio. Introduce uno de los pañuelos dentro. Con la otra mano enseñarás a todos el otro pañuelo. Es un truco que requiere agilidad y rapidez para introducir el pañuelo en tu chaqueta, a través de la manga, y extraer el otro pañuelo por el tubo.

Trucos de magia con agua

Este es un truco sencillo que puedes realizar en 10 pasos:

1. Compra polvo para hacer sólidos los líquidos. Este polvo se llama poliacrilato sódico y está disponible en las tiendas de magia y bromas.

2. Ordena el material necesario. Necesitarás una jarra de agua no muy grande y 3 o 4 vasos de plástico opacos.

3. Prepara el truco. Coloca los vasos muy cerca y junto a la jarra de agua. Llena un vaso con el poliacrilato y recuerda qué vaso es.

4. Marca el vaso con el polvo y asegúrate de que la marca no la vea la audiencia.

5. Tienes que evitar que el público mire los vasos antes de que empieces tu truco.

6. Reúne a tu público. Pídele al público que se siente frente a ti. Lo ideal es que su mirada esté a la misma altura de los vasos

7. Vierte el agua a los vasos. Tus espectadores verán como viertes el agua de la jarra a los 4 vasos.

8. Haz un pequeño espectáculo. El objetivo es verter el agua de todos los vasos al vaso que tiene el polvo solidificador. Para evitar que los espectadores se concentren en la operación debes distraer su atención con una historia o un chiste. Mueve los vasos de un lado a otro.

9. Revela el agua que falta. Muestra que cada vaso está vacío y toma el vaso con el polvo, cuya agua se ha hecho sólida.
10. Al revelar que el vaso especial no tiene agua, no lo lances a la audiencia; trata de voltearlo sobre la mesa.